jueves, septiembre 28

Volantes y amenazas a jueces: parque jurásico ataca de nuevo.

Esas líneas forman parte de un texto que en los dos últimos días llegó en un sobre cerrado a manos de, por lo menos, media docena de jueces y fiscales federales de todo el país que investigan causas de violación a los derechos humanos de la última dictadura militar:

"Sabemos que usted, directa o indirectamente, está recibiendo presiones del Gobierno para actuar en función de los intereses que agredieron a la Nación y que hoy desde los cargos de poder, NO buscan Justicia sino venganza.

Le SUGERIMOS VEHEMENTEMENTE QUE NO ceda ante estas presiones.
Sepa que nuestro deber como ciudadanos es controlar que cumpla acabadamente con las funciones para las que fue designado. Si no, ¡¡¡RENUNCIE!!! y sepa que esta farsa tendrá su fin en cualquier momento y los que no hayan honrado su cargo deberán rendir cuentas ante un tribunal particularmente imparcial".

Los organismos de derechos humanos de Santa Fe denunciaron un "bombardeo" de volantes "intimidatorio y provocador" sobre la Casa de Derechos Humanos que nuclea a las entidades. El volante decía:
"Jorge López desaparecido 30.001 ¿quién será el 30.002?".


Creo que la cosa esta clara: los asesinos seriales, los dinosaurios, siguen entre nosotros.

Hace unos meses salió lo de la marina que espiaba desde Rawson violando la legislación. ¿Fue adecuadamente depurada la fuerza? ¿que hay de las otras fuerzas?

Ahora han secuestrado a este señor Lopez. ¿El gobierno limpiará la "mano de obra ocupada"? (porque si no encuentran a los secuestradores hay altas probabilidades de que cuenten con la complicidad de quienes deberían capturarlos)

Sobre lo que estos monstruos consideran "tribunal particularmente imparcial" nada mejor que remitirse a las fuentes de su derecho, en este caso el general Adel Edgardo Vilas en " Dios lo quiso" capítulo "El escollo judicial" la obra(*) donde Vilas describe sus crimenes y sus motivaciones esta en http://www.nuncamas.org/investig/vilas/acdel_07.htm


"...Por un lado, entonces, mi cuerpo de oficiales se veía impedido de tomar declaraciones; por el otro, los abogados, ni bien un guerrillero era hecho prisionero, presentaban un recurso de habeas corpus, recibiendo el apoyo del Colegio de Abogados de la ciudad, que hubo de solidarizarse con los "presos políticos". Sin demasiadas contemplaciones, pues, y pensando que las leyes se habían hecho para la Nación y no la Nación para las leyes, ni mucho menos, para los hombres de toga, pedí la remoción de la Cámara de Apelaciones, del juez federal -que siendo uno no alcanzaba a juzgar a todos los detenidos- y del fiscal, tratando que los nuevos nombramientos recayesen sobre personas de inequívoca ortodoxia.

De todo lo visto y actuado pude concluir que no tenía sentido combatir a la subversión con un Código de Procedimientos en lo criminal, copia poco modificada de la ley de Enjuiciamiento Criminal Española de 1857, previsto e instruído por la legislación liberal decimonónica para ser utilizado con los delincuentes comunes que figuran en los manuales lombrosianos. Tampoco tenía sentido la aplicación de una ley penal que se rigiese por los cánones del Derecho Penal occidental, si antes no se eliminaban los tipos, irretroactividad y las tarifas penales: Pero lo más importante de todo era que no podía cargarse sobre las espaldas de la justicia Federal el peso ya que la misma se hallaba ahita de trabajo, carecía de infraestructura al verse obligada a depender de la policía y sus magistrados no tenían otra protección que la de establecer la pena de muerte para quien los asesinase. Así, no tenían otro remedio que navegar a dos aguas entre las fuerzas militares, naturalmente interesados en ver cristalizados sus esfuerzos operativos en los expedientes judiciales, y las subversivas, que sentenciaban a quien osara castigarlas. Esto, claro, no justifica la cobardía de muchos jueces; sólo la explica.

Cuando los sumarios llegaban al juzgado, el juez trataba por lo general de evadir su responsabilidad, sabiendo que si condenaba a un miembro del ERP, tarde o temprano sería hombre muerto. De tal forma, por cada condena que se lograba de un subversivo, había cien sobreseimientos definitivos, doscientos provisorios y quinientas faltas de mérito. Y si a ésto le sumamos los kilos de papel borroneados, las horas de trabajo perdidas por el personal del juzgado, por el juez, y las mismas fuerzas Operacionales que veían como un subversivo, capturado con riesgo de muerte, salía a los pocos días, el panorama resultaba catastrófico. Impedido, apenas era yo un comandante de brigada de instaurar una Justicia Revolucionaria a cargo de tribunales especiales que funcionasen según el esquema de la justicia militar sus características debían ser..."



es decir, el "tribunal independiente" que tienen en mente es uno independiente de las leyes y la justicia humana, que se basa en necesidades "suprahumanas" en invocaciones a dictados divinos y necesidades vulgares mal encubiertas de criminales políticos no adecuadamente reprimidos por el estado.


(*) en esa misma obra, buscando un poco, podra el lector informarse sobre la colaboracion de un ex amigo de Lopez Rega en la tarea de detener y hacer desaparecer personas en Tucuman, me refiero al fundador de la Universidad FASTA (creo que hoy es el presidente), el fraile Fosbery que -no se le puede negar coherencia- defendio a un conocido nazi local en su momento.

2 comentarios:

  1. Este general actuó en el 74 o 75, no lo recuerdo, es decir los crimenes que cometio los cometió con amplio consenso civil, particularmente de politicos de la época: lo apoyaron no solo peronistas sino tambien radicales. Buscando en la red se encuentran articulos sobre aquella complicidad de los civiles con lo que fue un genocidio piloto (a partir del golpe de 1976 lo que hizo Vilas en Tucuman fue hecho en todo el pais).

    Observar el comportamiento de aquellos politicos es útil pues así se ve que las dictaduras son el fruto de la inaccion cuando no de la complacencia de los civiles que las preceden. Con esta luz hay que iluminar el dejar hacer al gatillo facil, el no desmantelamiento o depuracion de fuerzas siniestras del estado (servicios de inteligencia) o, peor aun, la idea de hacer una superfuerza federal que combine inteligencia con policia. Es algo elemental que para solucionar problemas a las cosas hay que separarlas en partes: la propuesta de una superfuerza, por mas que a la mona la vistan con la seda de la "profesionalidad", es una propuesta perversa que de concretarse será causa de "supermales".

    ResponderEliminar
  2. El intendente de Posadas, Misiones, Jorge Brignole dijo que “un hombre que fue integrante del proceso y hoy ejecuta la persecución contra peronistas en la Policía, estuvo en el palco presidencial” en la última visita de Néstor Kirchner. Opinó además que con su apoyo al gobernador Carlos Rovira, Kirchner "compró una pelea ajena”.

    http://www.noticiasdel6.com/ampliar.php?id=7707

    ResponderEliminar

Tu comentario es bienvenido.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

StatCounter

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...