lunes, mayo 7

¿Un asesinato necesario, moral y virtuoso?

En la nota "El día que le ofrecieron a Allende matar a Pinochet" puede leerse esto:

La colombiana Gloria Gaitán, hija del asesinado caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán y quien mantuvo una relación íntima con Salvador Allende, confiesa que le ofreció al entonces presidente chileno asesinar al general Augusto Pinochet.

Gaitán, por la época asesora económica del Ejecutivo chileno en Santiago, le hizo la oferta tres semanas antes del golpe de Estado, del que el líder socialista salió sin vida.

En una entrevista con la más reciente edición de la revista bogotana Semana, la colombiana precisa que se ofreció a ello tras una reunión de Allende con la jerarquía militar, de la que hacía parte Pinochet.

Allende "me dijo: 'Este caucho no estira más. El golpe se viene'. Entonces le pregunté: 'Todos los generales van a hacerlo?'. Me dijo que era uno solo. Entonces le dije: 'Dime quién es. Si quieres yo lo mato'", recuerda Gaitán.

Pero, agrega, él le contestó que "si tú lo matas, ¿qué nos diferenciaría de ellos?"...

¿Que decir respecto del argumento del entrañable presidente Salvador "Chicho" Allende para negarse a asesinar a Pinochet?.

Se hubiera tratado de un asesinato realmente preventivo. Por no asesinarlo a Pinochet se facilitó o incluso se hizo posible un golpe de estado de los mas aberrantes de la historia de nuestros países que causo miles de muertos, desaparecidos etc.
Aún si Pinochet hubiera sido asesinado quedarían muchísimos factores que hubieran diferenciado a quienes hubieran decidido y llevado a cabo el asesinato de Pinochet.

En general el derecho castiga a quien pudiendo hacerlo no hace nada para evitar un mal o para evitar las consecuencias de un mal acaecido. Por ejemplo se considera "abandono de persona" y tiene pena no ayudar a heridos en accidentes pero también es delictivo no denunciar o no prevenir peligros en ámbitos tan dispares como salud publica, seguridad de instalaciones deportivas, alimentación etc.

En el caso del golpe en Chile tenemos un presidente bien informado sobre lo que vendrá que respeta a rajatabla sus principios legales, éticos y políticos y se niega a cometer el crimen de un ciudadano que no respeta ningún principio político ni moral y que causará un tremendo dolor a miles de personas.

El argumento de violar la ley y los principios éticos y morales en nombre del bien común ante la presencia de un enemigo que no los respeta es que han usado todos los terroristas de estado del siglo XX (salvo Hitler que cambió aquellos principios y leyes para poder asesinar millones dentro de la ley alemana de su época).

Ahora bien ¿es lo mismo asesinar a una sola persona para salvar a miles que asesinar a miles para beneficiar a unos pocos o peor aun para salvar una abstracción metafísica tipo "modo de vida occidental y cristiano" etc?

1 comentario:

  1. Qué duda, no?

    Lo mismo creo que matar a Pinochet no hubiera sido tan desastroso... y no sé si los hubiera igualado...

    Ahora, si me decís que antes de matarlo, lo iban a capturar, lo iban a torturar hasta el límite y después lo iban a tirar en algún agujero para que nadie lo encuentre nunca más... ahí te creo que se hubieran parecido...

    Estas cosas te dejan pensando...

    Es cierto que la ética y los principios son la diferencia entre unos y otros... pero por ser tan remilgosos, alafinal... (decía una tía vieja) terminamos siempre empomados y poniendo todos los muertos...

    Hay algunos casos, podría ser el de Simón Radowitzky... que no te hacen sentir que el pibe se convirtió en Ramón L Falcón...

    Claro que lo pagó con una prisión desalmada de añares...

    Porque cuando ELLOS matan, nunca pagan...pero nosotros, pagamos SIEMPRE, habiendo matado o no.

    ResponderEliminar

Tu comentario es bienvenido.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

StatCounter

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...