miércoles, agosto 20

Designificación del significante "tortura"

No se que te parece pero a mi me pasa que de tanto escuchar las palabras "derechos humanos" "tortura" "privacion ilegitima de la libertad con aplicación de tormentos seguida de muerte" se me des-significan, es como que las palabras se vuelven símbolos que se separan de sus significados originales. El significado va siendo cada vez menos evocado por la palabra. Es un proceso lento, gradual y que pasa desapercibido. Pero ese proceso de "designificación" de las palabras queda patente cuando leo relatos de torturados y el significado debilitado vuelve nítido y terrible.

Podes hacer tu propia experiencia leyendo estos relatos de dos mujeres torturadas por los militares argentinos

    ...quien puede olvidar lo relatado por LILIANA CALLIZO, cuando la llevan a la sala de torturas a presenciar el momento en que torturaban a la Sra. FALIK DE VERGARA… Dijo:

    "en la puerta de la sala de tortura me hacen levantar la venda, empiezo a ver chispas de fuego, no se que era, lo veo a Herrera, Barreiro y Manzanelli como sentado en la cabecera de la cama metálica con dos cables en la mano, había olor a carne quemada, el cuerpo se curvaba para arriba por la electricidad, le tiraban con un balde de agua, se prendían como luces…"

    Era quizás la noche buena, apurados por festejar la dejan tirada agonizando hasta morir.

    Tampoco puedo dejar de recordar lo declarado por TERESA MESCHIATI cuando en esta audiencia relato como la torturaron.


    "…Me llevan a la "Margarita" o la "sala de terapia intensiva" así llamaban a la sala de torturas, era una pieza chica donde había un tacho de 200 Lts de agua sucia y grasa, con una cama y una colchoneta, me atan a la cama, me aplican dos tipos de picanas. Eran cinco los que me torturaron, Fermín de los Santos, Barreiro, Romero, Manzanelli y "Chubi" López. De la tortura no se vuelve jamás, nunca mas volví a ser la misma… Yo los mando a una cita falsa y quedo sola, desnuda, delante de tantos hombres…"

    Cuando vuelven de la cita relata la testigo que fue peor:

    "Cuando se cansaba Manzanelli seguía Palito Romero… estuve todo el mes de octubre con los labios de la vagina salidos e infectados, me dijeron que olía a podrido que estaba y que estaba hinchada como un sapo…"


    Extraido de: Juicio a Menéndez: pedidos de condena para delitos gravísimos. Solicitaron la misma condena para otros cuatro acusados y 25 años de prisión para Rodríguez, www2.lavoz.com.ar/08/07/10/Juicio-Menendez-pedidos-condena-delitos-gravisimos.html

Pienso que para que las palabras no se devalúen, dejen de evocar lo que significan uno debe cada tanto leer esas atrocidades.

2 comentarios:

  1. No se si es cuestion de releer, a mi me pasa que mi esceptisismo por la raza humana me aumenta, intentar comprender la capacidad de atrocidad que es capaz, me lleva a querer que si existiera Dios nos convirtiera en el mas perdido de los insectos de la selva amazónica.
    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Hay algunos documentales sobre vida silvestre que te harían sentir lo mismo por mas de un bicho.

    O miran como las gallinas le pican el culo hasta matarla a la que tiene una herida en la zona.

    El argumento consistente en decir "¡pero son animales!" es equivalente a ver solo la copa vacia. Nosotros tambien somos animales, solo que animales con ideales ("no matarás" etc) que volcamos, tratamos de llevar a la practica, en una copa que nunca conseguimos llenar del todo.

    Concentrarse en las bestias -como estos torturadores que estan siendo juzgados- olvidando otras cosas de la humanidad es mirar la mitad vacia.

    ResponderEliminar

Tu comentario es bienvenido.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

StatCounter

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...