jueves, octubre 6

Iglesias y movimientos cristianos en la historia.

click en la imagen para agrandarla


El marxismo vendría a ser una herejía del cristianismo.

9 comentarios:

  1. Me parece inexacto, y en realidad tampoco muy original; ya había escuchado eso de que Marx estaba en realidad previendo el Paraíso, cayendo tontamente en el mismo redencionismo cristiano, sólo que proponiendo en la Tierra lo que los cristianos en el cielo.

    Más allá de que la diferencia entre lo real (el mundo) y lo imaginario (el cielo) no deberia ser tomada tan a la ligera, me permito contestarte con otro post:

    http://jugodeladrillo.blogspot.com/2009/11/la-utopia-me-tiene-harto.html

    Salute.

    ResponderEliminar
  2. Esta usted en lo cierto, es solo un chiste, no pretendí ser exacta Jack.

    Tampoco es original, fijese en En el Cercano Horizonte esta la tormenta, la peor de todas.

    La imagen que ilustra ese articulo es de Los Testigos de Jeohová e ilustra a la perfección la utopía aquella segun la cual "el hombre ya no será lobo del hombre". Es dificil no ver los paralelismos. Si le sumamos la utopía del "hombre nuevo" hipermoral del Che, y la misma imagen del Che con sus resonancias de Jesus crucificado con un M16... no se, es inexacto y superficial pero parece un punto de vista, un enfoque promisorio para entender muchos comportamientos.

    Veré el enlace que pone.

    ResponderEliminar
  3. La idea del post parte de una frase de Trotsky que me parece muy certera porque señala valores de partida, digamos.

    Si "que el hombre deje de ser lobo del hombre" es una "utopía", entonces me pregunto qué sentido tiene hacer política. O nada.

    Para un revolucionario me parece que el dar a cada ser humano un plato de comida debería ser un objetivo nada utópico, más bien ridículamente básico sobre todo hoy, que teneos medios técnicos para maximizar el rendimento de lo que ofrece la naturaleza.

    Me parece que hay una cierta trampa en el uso de la palabra "utopía" cuando designa cosas que se limitan a hacer del mundo no un paraíso sino un lugar no atroz.

    Salute.

    ResponderEliminar
  4. Lo del "Hombre Nuevo" tampoco es ninguna leyenda misteriosa. Dsde un punto de vista materialista el ser humano no es "bueno" ni "malo". No es necesariamente un ser fallido, ni tampoco inevitablemente destinado a la superioridad.

    Asi que el ser humano será lo que logre hacer de sí mismo. Si logra vivir en una sociedad en la que la necesidad de algo tan básico y embrutecedor como ganar el sustento deje de ser un problema, entonces podrá dedicar todas sus energías creadoras a cosas más interesantes que idear negocios o formas de zafar.

    Cabe suponer que en esas condiciones mejores la moral del ser humano será otra. No se trata de "hipermoral", sencillamente de una moral adaptada a condiciones más benévolas.

    ResponderEliminar
  5. El verdad lo que dice sobre el hombre nuevo. Cambia el sistema cambian los hombres. Pero en el Che habia mas que eso. Habia un anhelo muy fuerte. Como que ese hombre era algo "nuevo", otro ser, no una evolución de lo que hay.

    Creo que la política democrática no puede y no debe ser mas que un modo de ir buscándole la vuelta a los arreglos sociopoliticos de manera de no caer en atrocidades e ir mejorando.

    La única manera de abandonar esta humildad cognitiva es creerse en posesión de un modelo o una teoría que da cuenta de lo real. En base a tal "conocimiento" se pueden perseguir quimeras. La racionalidad (la instrumental, prescindible con ventajas, y la imprescindible) entran en suspenso ante el hechizo de la utopía...

    Sin utopía ¿nos quedamos sin motivos para la política?. Pienso que no deberíamos recurrir a la utopia para hacer politica. Lleva al crimen religioso.

    Otro paralelo entre el cristianismo y el revolucionarismo es la escatología. ¿Ha visto como los troskos cada vez que un gobierno popular tiene un problema van con el balde de nafta? sienten que el fin de los tiempos esta cerca. El resultado de este implante cristiano travestido es que no fallan en ser FORROS, usados por el imperio y luego descartados.

    La última oportunidad fue en Libia, donde el troskaje mundial llamó a combatir a Gaddafi.

    El caso mas patetico -hasta Eduardo Galeano lo recordo en uno de sus libros- fue Bolivia en 1946

    ResponderEliminar
  6. Habia un anhelo muy fuerte. Como que ese hombre era algo "nuevo", otro ser, no una evolución de lo que hay.

    Bueno, no sé si la palabra "nuevo" es para asustarse tanto, al fin y al cabo es "hombre" ("ser humano" para no despertar suspicacias de génro, otros idiomas son más versátiles). A mí no me parece que esté planteado como ninguna mutación genética, digamos... La fuerza del anhelo la puedo quizás explicar porque esa sí (méritos no), la comparto: si el ser humano logra comunicarse con otro de frma instantánea al otro lado del mundo, pero no es capaz de asegurar cuestiones básicas como la alimentación, entonces como especie sencillamente no tiene futuro. Entre la degradación ambiental y la escasez ridícula que nuestra tecnologia podria erradicar, pero acrecienta, no vamos a durar demasiado, o al menos no irá bien par la mayoría enorme del planeta.

    Está ocurriendo ahora mismo.

    Y bueno, eso, que a uno no le gusta eso, y querría que cambie.

    ResponderEliminar
  7. Y en cuanto al trotskysmo, sí, coincido totalmente, yo mismo he señalado en mi blog varias veces el papel lamentable que han hecho en muchos casos. En realidad mi ignorancia es mucha pero tampoco estoy muy seguro de calificar a Altamira de trotskysta, ni siquiera me consta que él mismo se haya definido así.

    Salute

    ResponderEliminar
  8. No creo que vaya a ser el fin de la humanidad. Son miedos escatológicos. A lo sumo el fin de una civilización y de a poco. Lo que si no apostaría 2$ a que el futuro sera agradable... tiendo a creer que será una distopia.

    Respecto al hambre... ¿no será aproposito?, el mundo no soporta todos los continentes con gente con trabajo, bien alimentada y procreando...

    ¿Conocías esto http://bari2k.blogspot.com/2007/07/el-modelo-mundial-latinoamericano.html ?

    ResponderEliminar
  9. Conocía ATTAC, no conocía esta experiencia, gracias. creo que el socialismo no es garantía por sí sólo de conservación planetaria, pero sí creo que el capitalismo lo lleva al desastre.

    Si ese desastre conlleva el fin de la especie, o un retroceso civilizatorio, o un futuro distópico... Bueno, por más escatológico que sea el miedo al primer diagnóstico, los otros dos tampoco me parecen como para tirar cohetes, no? Sobre todo si uno se decide a tener hijos me parece que es nuestra responsabilidad procurar que el futuro sea mejor, qué se yo...

    Digo, que todo esto se inscribe dentro de un planteo racional, visto cómo van las cosas. No se trata de deliros religiosos ni deseos apocalípticos. Sólo sé que mientras haya una persona con hambre nadie está realmente seguro, yo al menos no me siento así ni quiero resignarme a ese futuro distópico aunque yo no lo vea.

    No se trata entonces de hipermoral, al menos no para mí. Se trata casi de mero sentido común. Habrá seguramente gente que toma el marxismo como una religión, seguro. Pero ojo porque creer que todo se va a solucionar mágicamente, que el mundo entrará en la nueva era new age, o que finalmente los tiburones del mercado financiero transnacional comprenderán lo equivocado de sus acciones por una admonición moral tampoco me parece muy realista.

    Resumiendo, el Che nunca me pareció Jesucristo ni Juan el Bautista. Racionalmente hablando, me parece un tipo que comprendió la dirección del capitalismo e intentó evitarla. Su nivel de sacrificio personal puede parecer "irracional" dependiendo de lo que se considere "razonable". De nuevo como decía León David: para algunos la locura empieza donde acaba la ganancia.

    Salut.

    ResponderEliminar

Tu comentario es bienvenido.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

StatCounter

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...